Etiquetas

,

Es extraordinario este fenómeno de posts de Whatsapp porque condensa la quintaesencia de una situación o episodio y dice todo casi sin palabras, a través de unas imágenes muy simples. Son mensajes (por llamarlos de alguna manera) altamente irónicos en el sentido de la ironía clásica*, de inversión del sentido textual, para provocar un clímax, una catársis o sencillamente para burlarse.

Un chat es un lugar para escribir algo, es decir, que si usamos esta clase de comunicación, queremos comenzar un diálogo ágil y rápido (no mandar un e-mai), corto; no queremos llamar por teléfono, ni pretendemos seriedad (para eso escogeríamos otro medio, como un mensaje de texto, que tiene puntos de encuentro, pero diferencias). El asunto es que la palabra parece insuficiente y tenemos que recurrir a imágenes para “decir” mejor. Me pregunto si se puede llamar empobrecimiento del lenguaje… Pero no voy a ponerme filosófica, quizás sea el enriquecimiento que nos permite la era digital: haber transformado un cacharrito (el móvil) en un lugar donde confluyen tres sentidos (faltan el gusto y el olfato: ¿llegarán?) y todas las artes, incluído el séptimo.

Les dejo algunos buenos…

* https://inescasillo.wordpress.com/2014/02/23/un-uso-fraudulento-del-lenguaje-la-retorica-clasica-figuras-ironia-ii/

Anuncios